Ventanas Correderas: Ventajas e Inconvenientes

Las ventanas correderas son una opción que sigue siendo muy popular cuando lo que se pretende es mejorar la estética y funcionalidad de los hogares modernos. En este artículo exploraremos las ventajas que ofrecen tanto las ventanas correderas de PVC como las correderas de aluminio, y analizaremos los casos en los que no debes optar por este tipo de ventanas. ¿Listo para descubrir cuando debes optar por ventanas correderas?


Ventajas:

  1. Ventilación Eficiente:

Una de las principales ventajas de las ventanas correderas es su capacidad para proporcionar una ventilación eficiente. Al deslizarse suavemente a lo largo de los rieles, permiten un control preciso sobre la cantidad de aire fresco que ingresa al interior del hogar. Esto es particularmente beneficioso para mantener un ambiente fresco y bien ventilado, ya que te permiten abrir tu ventana tanto como quieras.

  1. Estética Moderna:

Las ventanas correderas son conocidas por su estética moderna y elegante. Al eliminar elementos intrusivos como las bisagras, estas ventanas crean líneas limpias y contemporáneas que se integran perfectamente con el diseño interior y exterior de tu hogar.

  1. Luminosidad y Conexión Exterior:

La naturaleza deslizante de estas ventanas favorece la entrada de luz natural, creando espacios más luminosos y acogedores. Además, ofrecen una conexión fluida entre el interior y el exterior, lo que es ideal para aquellos que desean disfrutar de patios, jardines o balcones. En muchos casos, las ventanas correderas de aluminio cuentan con marcos más finos que permiten una mayor entrada de luz y una estética más minimalista.

  1. Ahorro de Espacio:

Otra ventaja clave es el ahorro de espacio. Dado que las ventanas correderas no requieren espacio para abrirse hacia adentro o hacia afuera, son ideales para habitaciones con limitaciones de espacio. Esto las convierte en una elección popular para apartamentos y hogares con diseños más compactos. Este es probablemente el principal motivo que lleva a los clientes a decantarse por ventanas y puertas correderas en algunos casos.

  1. Variedad de Materiales:

La versatilidad es otra ventaja distintiva. Las ventanas correderas están disponibles en una variedad de materiales, incluyendo aluminio, PVC y madera. Esto permite a los propietarios elegir la opción que mejor se adapte a sus preferencias estéticas, necesidades de mantenimiento y presupuestos.



Inconvenientes:

  1. Menos Herméticas que las Oscilobatientes:

Se trata del mayor inconveniente de las ventanas correderas, tanto de aluminio como de PVC. En comparación con otros tipos de ventanas, como las oscilobatientes o las osciloparalelas, las ventanas correderas son menos herméticas. Esto conlleva un aislamiento acústico y térmico inferior, lo que supone un factor a considerar, especialmente en áreas ruidosas o climas extremos, ya que la eficiencia energética del hogar se va a ver muy afectada por estas ventanas correderas.

Nosotros siempre recomendamos que, cuando lo que busques sea aislamiento acústico y térmico, optes por ventanas oscilobatientes. Y en caso de que no tengas espacio en el interior del hogar como para poner una ventana oscilobatiente, optes por una ventana elevable o una oscilo paralela como las que instalamos en Venstal, ya que son mucho más eficientes y te ayudarán a mantener la temperatura de tu hogar más estable.

  1. Posible Deslizamiento Difícil:

A lo largo del tiempo, las ventanas correderas pueden enfrentar dificultades para deslizarse suavemente. Este problema puede atribuirse a la acumulación de polvo y suciedad en los rieles o al desgaste natural de los mecanismos de deslizamiento. Para evitar esto, es esencial realizar un mantenimiento regular.

  1. Problemas de Sellado:

Un inconveniente potencial está relacionado con el sellado de las ventanas correderas. Si el sellado no está en buen estado, pueden ocurrir filtraciones de aire y agua. Estas infiltraciones pueden afectar negativamente la eficiencia energética y provocar problemas de humedad en el hogar. Por eso es muy importante dejar la instalación de tus ventanas en manos de profesionales como los de Venstal, y conseguir sacar el máximo partido a tus ventanas.

  1. Limitaciones en el Tamaño:

Las ventanas correderas pueden tener ciertas limitaciones en términos de tamaño. Ventanas grandes pueden ser más difíciles de manejar y podrían requerir rieles más robustos para garantizar un funcionamiento suave y duradero. En casos en los que las ventanas puertas correderas sean demasiado grandes, desde Venstal siempre vamos a aconsejarte optar por una puerta elevable, ya que estas cuentan con una ayuda que facilita su desplazamiento lateralmente.

  1. Requieren Mantenimiento Regular:

Aunque son relativamente fáciles de mantener, las ventanas correderas necesitan un mantenimiento regular para garantizar un rendimiento óptimo. Esto incluye la limpieza de los rieles y la lubricación de los mecanismos de deslizamiento para evitar problemas de funcionamiento. De no ser así, estas ventanas podrían llegar a darte problemas con el paso del tiempo, llegando a no cerrar correctamente o no aislar como deberían.

Solicita Asesoramiento Profesional La elección entre ventanas correderas y otros tipos debe basarse en tus necesidades específicas y preferencias. Nuestros expertos de Venstal están listos para ofrecerte asesoramiento personalizado y ayudarte a seleccionar las ventanas que mejor se adapten a tu hogar, ya sean ventanales correderas de aluminio o ventanas oscilobatientes de pvc.


En conclusión, las ventanas correderas ofrecen una serie de ventajas estéticas y funcionales. No obstante, es esencial estar al tanto de los posibles inconvenientes, como el problema de hermetismo y eficiencia energética, y tomar decisiones informadas. Con orientación profesional y una comprensión completa de tus necesidades, podrás disfrutar plenamente de los beneficios que las ventanas correderas pueden aportar a tu hogar. En definitiva, nuestros expertos en ventanas siempre que puedan te van a recomendar optar por otro tipo de ventanas como las oscilobatientes, las elevables o las osciloparalelas. Pero cuando el espacio de tu hogar no lo permita, o busques algo más económico, siempre podrás  optar por las ventanas y puertas correderas.

Deja un comentario